El cuidado del bebé

Pediatría Humanizada

El cuidado del bebé

La atención y cuidado del recién nacido suele ser una situación estresante para los padres. Es importante acudir a los expertos para resolver todas las dudas que pudieran existir sobre el cuidado que se les debe brindar.

Algunos aspectos básicos son:

  • Lavarse las manos siempre antes de sostener al bebé para evitar el riesgo de infecciones.
  • Al cargar al bebé, sostener la cabeza y su cuello.
  • Nunca sacudir al bebé por el riesgo de ocasionar sangrados en la cabeza.
  • No realizar juegos bruscos.

Es sumamente importante crear lazos afectivos y esto es además una de las partes más placenteras del cuidado de los bebés al establecerse una profunda conexión emocional. Hay que buscar la cercanía física, caricias, hablarles, cantarles y arrullarlos.

Referente al cambio de los pañales, hay que estar conscientes que un bebé puede necesitar hasta 10 cambios al día de manera normal ya que se debe realizar tras cada evacuación o al humedecer el pañal. Use agua y toallitas húmedas para limpiar suavemente la zona genital del bebé. En las niñas, se debe realizar el aseo de adelante hacia atrás para prevenir aparición de infecciones urinarias.

Se debe bañar al bebé de manera inicial con esponja y durante el primer año suele ser suficiente con dos o tres baños por semana. Deben ser breves y apacibles. Jamás se debe dejar solo al bebé mientras se le está bañando.

En cuanto a la alimentación, sin importar si se alimenta con lactancia materna o biberón, se recomienda alimentar por demanda, es decir, cada vez que parezcan tener hambre lo cual pueden ser tan frecuente como cada 2 a 3 horas. Si se le está brindando lactancia materna, debe estar entre 10 y 15 minutos en cada pecho. Si es mediante biberón, inicialmente debe tomar entre 2 y 3 onzas por toma. Algunos recién nacidos pueden necesitar ser despertados entre cada toma para asegurarse de que coman lo suficiente.

Si el bebé parece estar satisfecho, moja aproximadamente seis pañales al día y evacúa varias veces durante el día, duerme bien y aumenta regularmente de peso, es muy probable que esté comiendo lo suficiente.

En cuanto al sueño, un recién nacido normal puede dormir hasta 16 horas del día y lo hacen durante períodos cortos. Es importante que siempre duerma boca arriba para disminuir el riesgo de asfixia, así como evitar dormir con mantas, peluches y almohadas en la cuna.

REALIZA TU CONSULTA EN LÍNEA O EN CONSULTORIO 
Sin comentarios

Publica un comentario

Abrir chat
1
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?